Horario
Lun
10 am - 2 pm
Mar
10 am - 2 pm / 5 pm - 8 pm
Mie
solo citas
Jue
10 am - 2 pm / 5 pm - 8 pm
Vie
5 pm - 8 pm
Sab
10 am - 2 pm
Dom
Cerrado
Teléfono (462) 6244932
Correo electrónico info@drgarcivenas.com

Complicaciones de las várices

lipodermatosclerosisTengo várices y mi cirujano me ha dicho que necesito operación por el riesgo de que se me vaya un coágulo al cerebro, ¿Es esto posible? ¿Qué complicaciones puedo tener si no trato mis várices?

Las várices como signo de  insuficiencia venosa crónica  es una enfermedad muy común, y por lo tanto muchas personas ya están acostumbradas a verlas o padecerlas, al grado de que, incluso algunos médicos, menosprecian la enfermedad tratándola como algo “no tan malo”.

Sin embargo las várices son solo la manifestación de una enfermedad crónica y progresiva que de no tratarse a tiempo y adecuadamente presentará alguna complicación.

En este artículo hablaré sobre las más comunes y molestas complicaciones de las várices:

  1. Cambios en el color de la piel
  2. Úlceras
  3. Coágulos o varicotrombosis
  4. Sangrado o varicorragia

Cambios en el color de la piel.

Con el tiempo la presión de sangre dentro de las várices provoca inflamación de la piel en el área del tobillo que poco a poco se degenera, endurece y cambia de coloración, esto se llama lipodermatosclerosis o LDS. La LDS inicia con cambios sutiles en la coloración como pequeñas manchas color café claro, posteriormente crecen y se juntan hasta formar una mancha oscura con la consistencia de la madera, esta piel es poco elástica, dura y carece de los sistemas de protección de la piel normal, con el paso del tiempo la piel se daña tanto que termina por romperse y formar una úlcera varicosa. Desde el momento en que aparece la primera mancha se considera como una fase avanzada de la insuficiencia venosa y debe tratarse de inmediato ya que los cambios de coloración son irreversibles.

Úlceras varicosas.

Una de las complicaciones más temidas de las várices son las úlceras varicosas, estas aparecen cerca de los tobillos, tienen a ser dolorosas, se pueden infectar y pueden ser difíciles de tratar. El primer signo de que se está desarrollando una úlcera es la salida de un líquido claro a través de la piel, si no se trata al momento, esta lesión crecerá e incluso puede abarcar toda la circunferencia de la pierna. Aunque es una complicación aparatosa y molesta, rara vez pone en riesgo la vida o la pierna del paciente. Si se trata adecuadamente una úlcera mediana puede cicatrizar en 4 a 8 semanas, lo más importante es acudir a valoración con el especialista. En nuestra unidad contamos con una clínica para el manejo de úlceras varicosas con una alta tasa de éxito.

Coágulos en las váricesTratamiento láser

La varicotrombosis o coágulos en las várices se presentan generalmente en várices muy grandes o abultadas, en la que la sangre circula tan  lentamente que queda atrapada y finalmente se coagula. Los síntomas más comunes con enrojecimiento en el área de las várices, dolor en el trayecto venoso, endurecimiento de las várices, hinchazón de la pierna y en algunos casos fiebre.

Contrario a lo que se cree, esta complicación rara vez produce una embolia al pulmón, de hecho el riesgo es muy bajo, ya que los coágulos son pequeños y limitados a las várices. No debe confundirse con trombosis venosa profunda la cual es una complicación grave y mortal que requiere tratamiento urgente.

Si la varicotrombosis no es muy extensa o molesta puede tratarse con analgésicos y medias de compresión para posteriormente operar de forma electiva en caso de ser necesario, en cambio, si los coágulos son muy grandes, dolorosos o hay datos de infección, un tratamiento quirúrgico inmediato alivia y resuelve el cuadro.

Varicorragia

El sangrado de las várices a través de la piel se presenta más comúnmente en pacientes cuyas várices están muy cerca de la piel, estos paquetes varicosos se ven como “bolitas” color uva o violeta que no duelen. Durante el baño con agua caliente, raspones o golpes la piel sobre estas várices se rompe y se produce un sangrado abundante y aparatoso que asusta a los pacientes y familiares; incluso muchos médicos no familiarizados con estos problemas tienen a sobrevalorar el problema.

En caso de presentarse esta complicación, el paciente debe acostarse boca arriba y levantar sus piernas, un familiar puede ayudar a comprimir con un dedo en el sitio de sangrado durante 10 minutos, posteriormente colocar una media de compresión o un vendaje elástico y acudir a su médico especialista.

úlceras (8)

Tú puedes evitar estas complicaciones

Acude con tu angiólogo antes de que alguna de estas complicaciones se presente.

Neuropatía diabética, un enemigo peligroso

Entre las muchas complicaciones que puede presentar un paciente con diabetes, la neuropatía es una de las que se desarrollan de forma temprana y es uno de los principales motivo de consulta entre los médicos involucrados en el tratamiento de diabetes.

Después de los 60 años de edad, la mitad de los pacientes con diabetes presentan algún grado de neuropatía. Muchos pacientes con diabetes, en particular los que llevan un pobre control de la glucosa, desarrollan un tipo de neuropatía dolorosa distal, simétrica (en ambas piernas) que avanza desde los dedos hasta la rodilla.

La causa de esta complicación aún no se conoce del todo y existen muchas teorías, lo único que se sabe con certeza es que el descontrol glucémico es un pase seguro a la neuropatía.

¿Cómo saber si tengo neuropatía diabética?

callo neuropatia

Callos en áreas anormales por neuropatía

Además de la diabetes mal controlada el paciente con neuropatía presenta uno o más de los siguientes síntomas:

  • ardor en la planta del pie.
  • sensación de caminar sobre algodón o canicas.
  • sensación de presión sobre la pierna, como si usara un calcetín muy apretado.
  • dolor en el pie que empeora por las noches.
  • adormecimiento o falta de sensibilidad.
  • presencia de dolor intenso ante estímulos leves como el roce de la ropa.

Todos estos síntomas indican que los nervios de los pies están muy dañados, estos nervios no solo controlan la sensibilidad del pie, también mantienen la fuerza de los músculos que dan la forma al mismo y la sudoración y temperatura de la piel, con el paso del tiempo se presentan otros síntomas que empeoran el problema como:

  • deformidad de los dedos del pie en garra
  • caída del arco del pie
  • deformidad del tobillo
  • piel reseca y agrietada
  • piel roja que se calienta o enfría
  • aparición de callos en dedos o planta del pie
  • engrosamiento de las uñas
charcot

Pie de Charcot por neuropatía diabética

¿Que complicaciones  pueden presentarse si no se trata la neuropatía?

Si no se detecta y trata adecuadamente, la neuropatía avanzará a una complicación llamada pie de Charcot en la que la deformidad es tan grave que ni siquiera es posible usar zapatos normales, generalmente los pacientes con esta complicación desarrollan lesiones o úlceras difíciles de tratar que pueden terminar en una amputación.

¿Qué tratamientos existen?

  1. control estricto de la glucosa. Por lo general estos pacientes requieren insulina.
  2. control del peso. el sobrepeso aumenta la carga sobre el pie y favorece el desarrollo de deformidades.
  3. uso de zapato para diabético.
  4. aseo diario del pie con agua y jabón, secarlo con una toalla limpia
  5. uso de cremas hidratantes para la planta y el talón del pie
  6. cuidados generales de pie del diabético

En caso de presentar síntomas debe acudir con su médico angiólogo quien podrá valorar la gravedad de su caso y determinar la presencia o no de problemas circulatorios. Los tratamientos médicos bien vigilados son muy eficaces para los casos leves y moderados, sin embargo los casos muy avanzados o con deformidades excesivas pueden requerir tratamientos más agresivos e incluso cirugías.

¿Hay tratamientos alternativos para la neuropatía diabética?

La capsaicina (un derivado del chile) en ungüento, tomado o en parche ha demostrado se un buen auxiliar en tratamiento de la neuropatía diabética JUNTO con el tratamiento médico convencional.

Otras terapias como el ozono, células madres, quelación y homeopatía nunca han podido demostrar su eficacia, y en el peor de los casos solo retrasa un tratamiento adecuado que puede prevenir una amputación.

4 tratamiento (1)

Pie del diabético, cuidados en casa

El pie del diabético es una de las complicaciones más devastadoras que puede sufrir el paciente con diabetes mellitus, se calcula que 1 de cada 4 pacientes con diabetes desarrollará una úlcera durante su vida, esto aumenta el riesgo de infecciones graves, que finalmente puede desencadenar en una amputación e incluso en la muerte.

¿Por que se desarrolla el pie del diabético?

La principal causa es la neuropatía diabética, después de 10 años, prácticamente todos  los pacientes con diabetes tienen algún grado de neuropatía. Esta neuropatía no solo afecta la sensibilidad provocando hormigueo, ardor o dolor sino que impide que el paciente perciba adecuadamente el dolor pudiéndose provocar lesiones de forma inadvertida. También se afectan los nervios que mantienen la fuerza en el pie y los que controlan la sudoración y temperatura lo que provoca que el pie se deforme con el paso del tiempo.

La fase mas avanzada de esta deformidad se llama pie de Charcot, en esta patología los arcos del pie se pierden, los dedos se deforman en garra, las uñas se endurecen y se forman callosidades anormales.

¿Quien tiene riesgo de presentar una úlcera?

Además de la diabetes, si presentas uno o más de los siguientes signos tienes un riesgo muy alto de desarrollar diabetes:

  1. Diabetes descontrolada.
  2. Sobrepeso u obesidad.
  3. Insuficiencia renal.
  4. Retinopatía diabética o disminución de la agudeza visual.
  5. Tabaquismo

¿Que puedo hacer para prevenirlo?

FootEl cuidado del pie es una tarea de todos los días y es responsabilidad por completo del paciente y de su familia. Los cuidados básicos para rpevenir una lesión son:

  1. lavar los pies todos los días con agua y jabón neutro.
  2. secar con una toalla limpia, especialmente entre los dedos.
  3. limar las uñas después del baño en forma cuadrada.
  4. aplicar crema hidratante en la planta y dorso del pie.
  5. revisar todo el pie especialmente la planta en busca de áreas rojas, blancas o lesiones, puede auxiliarse de un espejo.
  6. usar siempre calcetín de algodón sin elástico.
  7. usar calzado adecuado para diabético que cubra los dedos
  8. no utilizar huarache o chancla ni caminar descalzo,incluso en casa.
  9. en caso de notar algo anormal acudir inmediatamente al médico.
  10. no se automedique

El paciente en riesgo tiene que acudir a valoración con su angiólogo por lo menos una vez al año quien realizará una revisión completa, además de acudir con el podólogo a revisión de uñas cada 3 meses como máximo.

En nuestra unidad contamos con todos los servicios para la prevención y tratamiento del pie del diabético como Angiólogo, Internista, Oftalmólogo, Urólogo, servicio de laboratorio, rayos X y quirófano.

pie diabetico (3)