Noticias

Linfedema, lo que necesitas saber

El sistema linfático es parte del sistema circulatorio e inmune, como bien saben las arterias se encargan de llevar la sangre oxigenada y los nutrientes a todo el cuerpo y las venas se encargan de regresarlo al corazón como un sistema de drenaje, sin embargo este sistema no es 100% eficiente y parte de líquido con proteínas, bacterias y desechos celulares queda atrapado entre los tejidos, este líquido se regresa a la circulación mediante el sistema linfático, que consta de conductos muy pequeños que recolectan todos estos sobrantes y lo transportan lentamente hacia los ganglios linfáticos, cada parte del cuerpo drena hacia sus propios ganglios, las piernas drenan hacia la ingle, los brazos y parte del tórax hacia los ganglios de la axila, la cabeza drena en el cuello, incluso el intestino está rodeado de ganglios linfáticos que evitan que las bacterias de los alimentos entren al cuerpo, y absorbe gran parte de los nutrientes especialmente las grasas

En los ganglios el cuerpo atrapa y reconoce a las bacterias y otras células como las del cáncer y trata de eliminarlas, es por esta razón que cuando presentamos infecciones por ejemplo de oído o garganta se inflaman los ganglios del cuello o las amígdalas.

Ante infecciones de las piernas o traumatismos en los pies se inflaman los ganglios de la ingle. Esta respuesta es normal y deseable y es uno de los principales mecanismos de defensa ante las infecciones.

En los casos de cáncer, conforme este se desarrolla, las células malignas se desprenden del tumor y viajan hacia otras partes del cuerpo lo que ocasiona metástasis, en muchos tipos de cáncer como el de mama, próstata, testículo etc, las células malignas viajan por los linfáticos y se alojan en los ganglios lo que as detiene y evita su diseminación por algún tiempo. Es por esta razón que al momento de realizar por ejemplo una mastectomía por cáncer de mama en muchas ocasiones se tiene que retirar también los ganglios linfáticos de la axila para aumentar la probabilidad de curación.

Como pueden darse cuenta el sistema linfático es muy importante y generalmente no le prestamos atención hasta que empieza a fallar lo que ocasiona una enfermedad conocida como linfedema.

El linfedema se refiere a la hinchazón o edema que generalmente ocurre en brazos o piernas, el linfedema es causado principalmente por el daño o la extirpación de un nódulo o ganglio linfático como parte del tratamiento para el cáncer. Como resultado el drenaje de linfa queda bloqueado, esto evita que el exceso de líquido en la extremidad se drene adecuadamente lo que ocasiona el edema.

linfedema

¿Quiénes tienen riesgo de presentar linfedema?

En México la causa más común es el linfedema adquirido, pacientes que fueron sometidas a mastectomía con resección de ganglios, radioterapia en el tórax, posterior a cirugía por cáncer cervicouterino con radioterapia, radioterapia en pélvis por cáncer de vejiga, próstata o colon también pueden desarrollar linfedema en las piernas.

Otro tipo de linfedema es el congénito, este generalmente se presenta durante la infancia y es debido a una malformación durante el desarrollo del bebé, aunque es raro es muy importante detectarlo a tiempo

¿Cómo se presenta el linfedema?

En sus etapas iniciales se presenta como un edema o hinchazón de la parte distal de la extremidad como los dedos de los pies o manos, generalmente desaparece durante la noche y conforme avanza el día aumenta, abarca dedos y dorso de la mano o los pies, le da la textura como de una esponja.

En etapas más avanzadas el edema no desaparece durante la noche y desde que el paciente se levanta ya percibe cierta hinchazón, las etapas finales producen una deformidad grave de la extremidad llamada elefantiasis.

Además de la hinchazón que es muy notoria, al retirar o dañar los ganglios, las bacterias no pueden ser eliminadas del cuerpo y la paciente comienza a desarrollar cuadros de celulitis o linfangitis que ocasionan mas edema, enrojecimiento, calor, fiebre, y dolor en la extremidad, estos episodios cada vez se hacen más frecuente y pueden llegar a comprometer incluso la extremidad.

¿Cuál es el tratamiento?

Lo primero es la prevención, pacientes que serán sometidas a mastectomía, cirugía de pelvis por cáncer o radioterapia deben acudir a su angiólogo antes del procedimiento para valoración y seguimiento, el tratamiento inicia incluso antes de la cirugía y consiste en cuidados de la piel y el uso de medias o mangas de compresión especiales.

Una vez que se presenta el linfedema es muy importante el cuidado de la piel, usar, cremas hidratantes, y nuevamente la compresión que evita la acumulación de linfa y protege la piel de lesiones que pueden ocasionar infección.

El linfedema es incurable pero se puede controlar y evitar complicaciones, el médico indicado para el diagnóstico y tratamiento es el angiólogo a quien deben acudir ante el primer signo de linfedema.

Goicotabs y castaña de Indias ¿beneficio a tu salud? ¿desperdicio de dinero?

Actualmente existe una gran variedad de terapias alternativas y complementarias  para casi cualquier enfermedad,y la insuficiencia venosa no es la excepción desde la homeopatía hasta el ayurveda, pasando por la iridología y otras cosas igual de fraudulentas como la medicina intersticial que ni siquiera han merecido la atención de investigadores serios.

Sin embargo la herbolaria, como prima hermana de la medicina ha conservado un puesto más bien modesto que la ha permitido en muchos casos cruzar la frontera y consolidarse dentro de la industria farmacéutica.

Actualmente la castaña de indias es uno de los tratamientos más utilizados para la insuficiencia venosa en todas sus etapas y es el principal componente de las ya famosas goicotabs, el Aesculus hippocastanum L como se llama científicamente a la castaña de indias es un árbol que llega a medir 25-30 metros de altura, produce una semilla café y pequeña (nuez o castaña).

el componente activo de la semilla se llama aescina. Al parecer la aescina promueve la circulación sanguínea venosa y disminuye el edema e inflamación de las piernas, sin embargo aún se desconoce su mecanismo de acción.

Síntoma650240002465s

Existe poca evidencia sobre su verdadera utilidad, cuando se compara con placebo se ha observado mejoría en cuanto a la pesadez de las piernas. En cuanto al dolor, ardor y edema se ha observado discreta mejoría en algunos estudios en comparación con placebo.

cuando se compara contra las medias de compresión, no existe competencia, especialmente en pacientes con várice sy etapas avanzadas de la insuficiencia venosa, las medias sin mucho más efectivas en todos los sentidos

Úlceras Varicosas

En cuanto al tratamiento con castaña de indias para las úlceras varicosas,la mayoría de los estudios son de baja calidad y no han demostrado una mejoría en cuanto al tiempo de cicatrización, costos o molestias. En un estudio no sólo no mostró mejoría, sino que los pacientes en el grupo de castaña de indias presentó un empeoramiento de la lesión.

Toxicidad

Las semillas no procesadas de la castaña de indias contiene una toxina llamada esculina o aesculina que incrementa el riesgo de hemorragias, las semillas no procesadas son venenosas, los  síntomas asociados a la intoxicación por castaña de indias incluyen vómito, diarrea, dolor de cabeza, confusión, debilidad, como y parálisis. esta es la razón por la que se debe procesar y purificar.

Entonces, ¿goicotabs  o no goicotab?, no hay evidencia de que la castaña de indias produzca una mejoría considerable en comparación con los tratamientos estándar para los síntomas de la insuficiencia venosa, no ayuda a la cicatrización de las úlceras y en su estado no purificado puede ser tóxico.

 

 

Cochrane Database Syst Rev. 2012 Nov 14;11:CD003230

J Wound Care. 2006 Apr;15(4):159-67.

J Wound Care. 2006; 15 (4): 159-67.

BMC Cardiovasc Disord. 2001; 1: 5.

Vascuflow, Daflon, Sies, Phlebodia, Venalot…¿sirven?

Vascuflow, Daflon, Sies, Phlebodia, Venalot…..¿En verdad funcionan?¿Cuánto tiempo debo tomarlo?, todo lo que necesitas saber sobre los flebotónicos

Seguramente has escuchado de estos medicamentos o te han recetado alguno para “mejorar la circulación”, disminuir las várices o incluso para cicatrizar una úlcera, pero ¿en verdad funcionan?

La insuficiencia venosa en cualquiera de sus etapas desde las arañitas hasta las úlceras, son problemas de los que todos hemos escuchado alguna vez, es tan común que incluso la vecina o el “primo de un amigo” es capaz de mencionar un tratamiento naturista o un medicamento como los anunciados en la televisión.

Incluso los médicos en todos los niveles y en todas las instituciones públicas y privadas recetan estos flebotónicos para casi cualquier cosa que parezca problema de la circulación.

Sin embargo como cualquier medicamento, los flebotónicos tienen sus indicaciones y limitaciones.

¿Cuál es el mecanismo de acción de los flebotónicos?

Sin importar de qué medicamento estamos hablando básicamente todos contienen uno o más de los siguientes ingredientes activos: Fracción flavonoica purificada micronizada, diosmina, hesperidina, ruscus, dobesilato de calcio, proantocianidinas, troxerutina, etc.

Estos activos aumentan el tono venoso, aumentan la resistencia capilar, disminyen la filtración capilar, disminuyen la viscosidad de la sangre entre otros efectos más extraños. Pero ¿que significa esto para el paciente?, al fin y al cabo el paciente no se queja de filtración capilar aumentada o de baja resistencia capilar, al paciente y al médico lo que más le interesa al momento de lidiar con la insuficiencia venosa es:

  1. disminuir o desaparecer los síntomas
  2. disminuir el riesgo de complicaciones como úlcera, varicorragia o varicotrombosis
  3. evitar que la enfermedad siga avanzando
  4. mejorar la apariencia estética de la piernas

Para cada paciente y cada médico la prioridad será diferente, sin embargo, casi todos los pacientes esperan que TODO se resuelva con un medicamento.

Desafortunadamente las cosas no son tan sencillas, la gran variedad de medicamentos, presentaciones, dosis y campañas mercadotécnicas (como las de tu especialista en piernas) prometen más de lo que en verdad pueden ofrecer.

Casi todas las investigaciones serias solo han podido demostrar efectividad de los flebotónicos para control del edema y síntomas como dolor leve, calambres, pesadez, hormigueo, comezón y ardor. 

Medicamentos flebotónicos para insuficiencia venosa
Que hacen Que NO hacen
disminuyen los síntomas desaparecen arañitas
ayudan a controlar el edema disminuyen las várices
cicatrizan úcleras
desmanchan al piel

 

 

En el caso de problemas más graves como la úlcera varicosa, el tratamiento ya está bien establecido y se utiliza desde hace más de 100 años, los avances en la medicina sólo han influido marginalmente en este sentido y los flebotónicos junto a los apósitos, parches, cremas, ungüentos, polvos, etc. solo tienen una función limitada como auxiliar en el tratamiento de las úlceras y NUNCA serán considerados como tratamiento primario.

Así que ya sabes, si estás tomando Daflon (o cualquier otro flebotónico) en espera de que tus arañitas o várices desaparezcan o te lo indicaron para cicatrizar tu úlcera vas por el camino equivocado. Lo mejor es consultar al Angiólogo quien es el especialista indicado para este tipo de enfermedades.

Edema o piernas hinchadas durante el embarazo

Estás embarazada y tus piernas se empiezan a hinchar, ya no te quedan los zapatos, duelen, pesan, te cansas, han aparecido venas, se hincha una pierna más que la otra; ¿esto es normal? ¿Por qué sucede? ¿Es grave? ¿A quién debo acudir?

¿Por qué mis piernas se hinchan?

Lo que estás experimentando se llama edema y se debe principalmente a la acumulación de líquido en los tejidos. Es normal presentar cierto grado de edema durante el embarazo por los cambios hormonales y retención de líquidos. Además, el útero al crecer  aumenta la presión sobre las venas del abdomen (vena cava) que reciben la sangre de las piernas.

Por esta razón el edema es mayor durante el último trimestre de embarazo., este edema tiende a empeorar por las tardes y es especialmente notorio en pies y tobillos.

Posterior al parto el edema desaparece relativamente rápido mientras tu cuerpo elimina el exceso de líquido.

¿Cuándo debo preocuparme?

Cierto grado de edema puede ser normal en pies y tobillos, incluso en las manos.

Existen ciertas situaciones en la cuales debes consultar a tu médico, si presentas edema alrededor de los párpados, edema intenso de manos, edema repentino o excesivo de pies y piernas ya que pueden ser signos de preeclampsia,

Si una pierna se hincha más que la otra, especialmente si se acompaña de dolor en la pantorrilla o muslo. Esto puede ser un signo de una trombosis venosa profunda, la cual es una enfermedad muy grave que incluso pone en riesgo tu vida y la de tu bebé.

¿Qué debo hacer para disminuir el edema?

  • Descansa acostada de tu lado izquierdo, esto disminuye la presión sobre la vena cava.
  • Eleva tus pies en la medida de lo posible.
  • Estira tus piernas mientras estás sentada, flexiona y relaja tus dedos, tobillos y piernas, esto fomenta la movilización de líquido
  • Evita permanecer demasiado tiempo sentada o de pie
  • Usa zapatos cómodos y sin tacón
  • Toma suficiente agua
  • El ejercicio  ayuda a la movilización de líquidos, caminata, natación, carrera, bicicleta. Antes debes consultar a tu ginecólogo
  • Evita comida chatarra o muy grasosa.

¿Cuándo debo usar medias de compresión?

Las medias de compresión son recomendables durante todo el embarazo, evitan la acumulación de líquido y ayudan a controlar el edema en el último trimestre del embarazo.

Unas tobimedias  de compresión graduada 15-20mmHg generalmente controlan el edema de forma adecuada, son fáciles de poner, cómodas y se pueden usar incluso durante el parto o cesárea en lugar de las vendas o medias antiembólicas.

Existen muchas marcas en el mercado actualmente, puedes elegir las de mejor calidad como las Jobst o No-Varix que, aunque un poco más costosas, duran mucho más que cualquier otra marca, otras marcar como therafirm, kendall o prevent también pueden ser utilizadas aunque son de menor calidad.

Lo más importante es elegir adecuadamente la talla, el principal error al momento de comprar unas medias es creer que todos somos talla grande, esperando que sean más cómodas y menos “apretadas”, la talla de media adecuada es aquella que llega 2 o 3 dedos por debajo de la tuberosidad  tibial (el huesito que está por debajo de la rodilla).