Enfermedad carotídea

2 introduccion (1)Las carótidas son las arterias que llevan la sangre desde el corazón hasta el cerebro, tenemos dos carótidas una de cada lado del cuello, y se pueden sentir muy fácilmente al presionar suavemente por debajo de la mandíbula. Obstrucciones en estas arterias disminuyen el flujo de sangre al cerebro ocasionando una enfermedad llamada enfermedad carotidea, la interrupción del flujo de sangre al cerebro también llamada embolia cerebral o apoplejía puede causar un daño permanente e incluso la muerte.

¿QUE ES LA ENFERMEDAD CAROTIDEA Y POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE?

La apoplejía, accidente cerebrovascular, o embolia cerebral es la principal causa de la interrupción de flujo de sangre al cerebro, es la segunda causa de muerte en el mundo y la primera causa de incapacidad por enfermedades neurológicas. Existen dos causas por las que suceden la primera es una arritmia cardiaca que forma coágulos dentro del corazón que pueden ser lanzados hacia cualquier parte del cuerpo interrumpiendo el flujo de sangre en las piernas, los intestinos, el propio corazón o el cerebro.

La otra causa es embolia cerebral es el bloqueo de las arterias carótidas. Estos bloqueos se ocasionan por la acumulación de colesterol en las paredes de la arteria llamado aterosclerosis. Si estos depósitos bloquean la arteria o se rompen, pequeñas residuos se desprenden y se expulsan hacia el cerebro dejando sin sangre una parte del mismo, mientras más grande más peligrosa.

3 diagnostico (3)Diagnóstico

Una vez que existe la sospecha de estenosis carotidea, existen factores de riesgo o o se han presentado síntomas se debe acudir con el angiólogo de forma inmediata.

En la exploración física el médico puede encontrar un “soplo” sobre la arteria carótida y que es ocasionado por el flujo turbulento de la sangre dentro de la arteria y buscará datos que lo orienten a la presencia de placas de ateroma en otras arterias del cuerpo palpando pulsos en las extremidades y buscando “soplos” en tórax, abdomen y extremidades.

En caso de sospechar que existe una placa de ateroma en su arteria el médico solicitará estudios que le permitan saber si existe esta placa y en caso de que así sea, que le permitan conocer el “grado de estenosis” o sea que tanta obstrucción hay dentro de la arteria. o si existe alguna complicación de esta placa como zonas de hemorragia o úlcera.

El diagnóstico se puede establecer utilizando un ultrasonido especial de cuello, conocido como doppler duplex y que permite determinar la velocidad con la que la sangre fluye dentro de la arteria , este estudio tiene la limitación de que se requiere de un médico muy experimentado en la realización de estos estudios para que la determinación del grado de estenosis sea fiable.

En caso de que esto no sea posible se puede realizar un estudio conocido como angioresonancia o resonancia magnética nuclear que nos brinda la posibilidad de establecer diagnóstico y grado de estenosis con mucha certeza.

En caso de que no se cuente con ella o no sea posible realizarse, se puede recurrir a una angiografía convencional y que es el estudio que nos da mayor certeza del grado de estenosis aunque tiene algunos riesgos por tratarse de un cateterismo o sea un estudio invasivo.

4 tratamientoTratamiento

La importancia de determinar el “grado de estenosis” es que dependiendo de qué tan cerrada esté la arteria se determinará el mejor tratamiento posible, así podemos decir de manera general que las personas cuyas placas que ocupan menos de un 70% de la arteria pueden ser tratados con medicamentos conocidos como antiagregantes plaquetarios, los que son efectivos al reducir de manera importante la posibilidad de que el paciente tenga un infarto cerebral mientras que a aquellas personas que tienen placas que producen estrechamientos más importantes logran un mayor beneficio de otros tipos de tratamiento como la endarterectomía carotidea , que es una operación en la cual la arteria se limpia directamente, quitando la placa de ateroma, Esta operación ha demostrado con el paso del tiempo su bondad al disminuir de manera significativa los eventos de embolia e infarto cerebral, y en manos de un cirujano especialista es poco peligrosa.

Recientemente se ha desarrollado la técnica de la Angioplastia percutánea de la arteria carótida, en la cual se “abre” la arteria con un globo y se coloca un dispositivo (Stent) que le impide cerrarse nuevamente, El procedimiento se realiza por punción y utilizando un aparato de rayos X conocido como fluoroscopio. Este procedimiento ha demostrado su efectividad en la prevención del infarto cerebral y presenta un número de complicaciones igual de bajo que las que se presentan con la cirugía abierta.

Compartir