Noticias

Campaña para la Detección de Enfermedad Arterial Periférica y Riesgo Cardiovascular

La Enfermedad Arterial Periférica se desarrolla cuando tus arterias de ocluyen o “tapan” por depósitos de grasa, esto limita la circulación de sangre hacia tus piernas, aumentando el riesgo de amputación, infartos al corazón, embolias cerebrales, insuficiencia renal y muerte.

Estas placas no solo disminuyen la cantidad de sangre que llega hacia tus piernas, sino que además aumentan el riesgo de presentar infartos cardíacos y embolias cerebrales que pueden poner en riesgo tu vida.

Las placas dentro de las arterias no siempre causan síntomas, así que puedes tener alguna arteria obstruida y no saberlo.

Existen varios métodos para detectar esta enfermedad, uno de estos es el CAVI que mide la dureza de las arterias antes de que ocasionen síntomas y nos permite determinar el riesgo de presentar alguna complicación cardiovascular grave.

Tienes riesgo de enfermedad arterial periférica si:

  • Tienes más de 50 años.
  • Eres fumador o exfumador
  • Tienes diabetes
  • Tienes hipertensión
  • Tienes colesterol alto o dislipidemia

Este 9 de junio realízate el estudio CAVI por solo 200 pesos.

Dr Carlos Mario Garcidueñas Briceño
Angiología y Cirugía Vascular
Clínica de Especialidades Médicas MURANO
Consultorio 114
Av Murano #248, Col El Ejido, Irapuato, Gto
(462)6244932

*Cupo Limitado

TROMBOSIS VENOSA PROFUNDA EN CIRUGÍA PLÁSTICA

Womans-body-with-perforation-lines-196x300Existe la creencia de que los procedimientos estéticos no representan un riesgo para la salud o que el riesgo es mínimo, sin embargo cada día se exponen  más casos en los medios de pacientes con complicaciones graves posterior a un procedimiento estético o incluso pacientes que llegan a morir.

Las pequeñas incisiones, el tipo de anestesia, la rápida recuperación y la gran experiencia de los cirujanos plásticos han convertido a la liposucción en un procedimiento de “todos los días” y por lo tanto da la impresión de que los riesgos son menores.  Además es común que se combine con otros procedimientos como abdominoplastía, implantes mamarios, rinoplastia, etc.

Desde el punto de vista del cirujano vascular la trombosis venosa profunda y la tromboembolia pulmonar  se consideran patologías graves que ponen en riesgo la vida de los pacientes y representa la más grave y catastrófica complicación de la liposucción y abdominoplastía.

En grandes reportes de procedimientos estéticos en general, la liposucción y abdominoplastía son las cirugías con mayor riesgo de trombosis venosa y tromboembolia pulmonar,  causando cerca del 20% de todas las complicaciones.

¿Qué me pasa si presento una trombosis venosa profunda?

El riesgo inmediato en el paciente que desarrolla trombosis venosa profunda es la tromboembolia pulmonar, en esta un fragmento del coágulo se suelta y aloja en el pulmón causando dificultad respiratoria, falla cardíaca y finalmente la muerte.

A largo plazo la pierna que desarrolló la trombosis podrá desarrollar edema o hinchazón, várices y finalmente cambios de coloración y úlceras.

¿Cómo puedo prevenir la formación de coágulos?

Una vez que has decidido realizarte un procedimiento, tu cirujano plástico determinará el riesgo que tienes de presentar una trombosis venosa profunda, los factores más importantes son:

  • Sobrepeso u obesidad
  • Más de 40 años
  • Tabaquismo activo
  • Uso de anticonceptivos hormonales
  • Combinar más de 1 procedimiento de cirugía plástica

Posterior al procedimiento tu cirujano indicará un anticoagulante ya sea inyectado o tomado para disminuir el riesgo y dependiendo el paciente y el procedimiento podrá prolongarlo uno o varios días posterior al alta.

¿Cómo detecto una trombosis venosa profunda?212

En la mayoría de los casos es asintomática, pero si presentas hinchazón o edema de una pierna o dolor en la misma debes acudir con tu cirujano quien indicará la valoración por el angiólogo y realización de un ultrasonido para confirmar o descartar una trombosis venosa.

En caso de presentar dificultad respiratoria repentina, labios o dedos morados o dolor en el pecho debes acudir a urgencias de tu hospital a la brevedad.

Finalmente debes platicar con tu cirujano plástico acerca de todos los riesgos de cualquier procedimiento, incluso los realizados en consultorio con el fin de prevenirlos y detectarlos a tiempo.

Cuando la amputación es inevitable 

Tu médico agotó las opciones disponibles y la amputación es inevitable, ¿Cómo estar preparado? ¿En qué situaciones se debe realizar una amputación? ¿Quién es el indicado para realizarla? ¿Qué me va  pasar después?

Aunque el objetivo de cualquier profesional de la salud, especialmente el angiólogo, es salvaguardar la extremidad, existen algunos casos en los cuales una amputación es inevitable y recomendable.

Una amputación realizada a tiempo no solo resolverá un problema grave al paciente sino que incluso puede salvar su vida en muchos casos.

¿Cuáles son las indicaciones para amputación?

En este caso, no trataremos las amputaciones traumáticas ocasionadas por accidentes laborales o de tránsito. Existen muchas enfermedades que ponen en riesgo tus extremidades, especialmente tu pies y piernas, entre las más comunes se encuentra la diabetes, que de hecho es la primera causa de amputación no traumática en el mundo, la insuficiencia arterial es también una causa importante de amputación, otras enfermedades como la artritis reumatoide, esclerodermia, lupus, insuficiencia renal en hemodiálisis y arritmias cardiacas también provocar una amputación.

Factores de riesgo para amputación  
Diabetes Artritis reumatoide
Insuficiencia arterial Esclerodermia
tabaquismo Insuficiencia renal
hipertensión Arritmias cardiacas

Sin embargo existen cuatro indicaciones básicas para una amputación

  1. Infección grave que ponga en riesgo la vida que no responde al tratamiento.
  2. Dolor grave que no responde a las dosis máximas de analgésico
  3. Progresión de la isquemia a pesar del tratamiento óptimo.
  4. Isquemia irreversible.

Si el paciente presenta cualquiera de estas indicaciones generalmente no habrá otra opción excepto la amputación, que deberá realizarse a la brevedad, en cuanto las condiciones del paciente lo permitan.

¿Cómo preparase para una amputación?

En los casos en lo que la cirugía debe realizarse de  forma urgente no hay mucho tiempo para prepararse, en estos casos el médico tratará de optimizar el tiempo, solicitando las valoraciones más urgentes (anestesiólogo e internista) para poder realizar el procedimiento de la forma más segura posible.

En caso de presentarse un problema crónico en el que el paciente tiene tiempo de preparase, lo ideal es acudir a valoración por su médico internista o cardiólogo, una consulta con el anestesiólogo es indispensable ya que este tiene más herramientas para la prevención y control del dolor antes y después de la cirugía, además de que será el responsable de mantener al paciente en buenas condiciones durante el procedimiento, el médico solicitará los estudios de laboratorio pertinentes, incluidos radiografías y electrocardiograma como mínimo.

El paciente deberá prepararse emocionalmente a sí mismo y a su familia para los cambios en su vida por venir, esto con ayuda de un sicólogo o  tanatólogo.

¿Quién deberá realizar el procedimiento?

Existen muchos profesionales de la salud calificados para realizar amputaciones especialmente los cirujanos generales, traumatólogos y los cirujanos vasculares. En el caso de las amputaciones por insuficiencia arterial, se requiere de técnicas especiales y cuidadosas para optimizar el sitio de amputación y aumentar la posibilidad de cicatrización, en estos casos el cirujano vascular tiene más experiencia.

¿Hasta dónde deben amputar?

Evidentemente el paciente siempre desea conservar la mayor parte de su extremidad. El nivel de la amputación depende mucho del tipo de enfermedad y las características del paciente.

En lo casos de infección por diabetes en los que no está comprometida la circulación a veces puede bastar una amputación de uno o más dedos o incluso medio pie. Si la circulación está comprometida es muy difícil que estas amputaciones limitadas tengan éxito, y generalmente se requiere una amputación por debajo o incluso arriba de la rodilla.

Independientemente del nivel de la amputación, esta debe realizarse SIEMPRE  en condiciones de higiene y seguridad adecuadas como una sala de cirugía menor o  un quirófano, pero nunca en el consultorio. Se debe proporcionar al paciente una analgesia adecuada y monitorización de signos vitales.

¿Qué hacer después de la amputación?

Inmediatamente después de la amputación el paciente deberá permanecer en observación por algunas horas, en el caso de amputaciones de dedos podrá recuperarse en casa el mismo día, cualquier otra amputación deberá permanecer en hospital por lo menos 24 horas para garantizar analgesia adecuada, vigilancia metabólica en caso de pacientes con diabetes y antibióticos en caso de infección.

La mayoría de los pacientes podrán cuidar de su herida en casa lavando diariamente con agua y jabón y manteniendo la herida cubierta.

Durante las primeras semanas el paciente no podrá subir y bajar escaleras, necesitará ayuda para movilizarse y realizar sus actividades cotidianas. Una vez cicatrizada la herida podrá moverse con mayor facilidad.

El control médico estrecho por parte del cirujano, anestesiólogo para control del dolor, internista para control de diabetes, nutriólogo, rehabilitador, sicólogo garantiza una recuperación rápida y cómoda.

¿Podré usar una prótesis?

Es una pregunta muy común,  las amputaciones de dedos o medio pie generalmente no requieren de aditamentos especiales, para amputaciones por debajo o por arriba de la rodilla las prótesis pueden ayudar a movilizarse de forma más independiente, incluso con amputaciones de ambas piernas pueden moverse solo con ayuda de un bastón. Las prótesis, aún las de mejor calidad, son pesadas, difíciles de usar y requieren de fuerza y buena condición física para poder usarla algunas horas al día después de un largo periodo de rehabilitación.

Desafortunadamente la mayoría de los pacientes presentan padecimientos crónicos debilitantes como la diabetes, insuficiencia arterial, problemas cardíacos por lo que su capacidad física es mala y  no podrán utilizar una prótesis. La rehabilitación en estos casos les permite realizar sus actividades de forma independiente en silla de ruedas o andadera.

Complicaciones de las várices

lipodermatosclerosisTengo várices y mi cirujano me ha dicho que necesito operación por el riesgo de que se me vaya un coágulo al cerebro, ¿Es esto posible? ¿Qué complicaciones puedo tener si no trato mis várices?

Las várices como signo de  insuficiencia venosa crónica  es una enfermedad muy común, y por lo tanto muchas personas ya están acostumbradas a verlas o padecerlas, al grado de que, incluso algunos médicos, menosprecian la enfermedad tratándola como algo “no tan malo”.

Sin embargo las várices son solo la manifestación de una enfermedad crónica y progresiva que de no tratarse a tiempo y adecuadamente presentará alguna complicación.

En este artículo hablaré sobre las más comunes y molestas complicaciones de las várices:

  1. Cambios en el color de la piel
  2. Úlceras
  3. Coágulos o varicotrombosis
  4. Sangrado o varicorragia

Cambios en el color de la piel.

Con el tiempo la presión de sangre dentro de las várices provoca inflamación de la piel en el área del tobillo que poco a poco se degenera, endurece y cambia de coloración, esto se llama lipodermatosclerosis o LDS. La LDS inicia con cambios sutiles en la coloración como pequeñas manchas color café claro, posteriormente crecen y se juntan hasta formar una mancha oscura con la consistencia de la madera, esta piel es poco elástica, dura y carece de los sistemas de protección de la piel normal, con el paso del tiempo la piel se daña tanto que termina por romperse y formar una úlcera varicosa. Desde el momento en que aparece la primera mancha se considera como una fase avanzada de la insuficiencia venosa y debe tratarse de inmediato ya que los cambios de coloración son irreversibles.

Úlceras varicosas.

Una de las complicaciones más temidas de las várices son las úlceras varicosas, estas aparecen cerca de los tobillos, tienen a ser dolorosas, se pueden infectar y pueden ser difíciles de tratar. El primer signo de que se está desarrollando una úlcera es la salida de un líquido claro a través de la piel, si no se trata al momento, esta lesión crecerá e incluso puede abarcar toda la circunferencia de la pierna. Aunque es una complicación aparatosa y molesta, rara vez pone en riesgo la vida o la pierna del paciente. Si se trata adecuadamente una úlcera mediana puede cicatrizar en 4 a 8 semanas, lo más importante es acudir a valoración con el especialista. En nuestra unidad contamos con una clínica para el manejo de úlceras varicosas con una alta tasa de éxito.

Coágulos en las váricesTratamiento láser

La varicotrombosis o coágulos en las várices se presentan generalmente en várices muy grandes o abultadas, en la que la sangre circula tan  lentamente que queda atrapada y finalmente se coagula. Los síntomas más comunes con enrojecimiento en el área de las várices, dolor en el trayecto venoso, endurecimiento de las várices, hinchazón de la pierna y en algunos casos fiebre.

Contrario a lo que se cree, esta complicación rara vez produce una embolia al pulmón, de hecho el riesgo es muy bajo, ya que los coágulos son pequeños y limitados a las várices. No debe confundirse con trombosis venosa profunda la cual es una complicación grave y mortal que requiere tratamiento urgente.

Si la varicotrombosis no es muy extensa o molesta puede tratarse con analgésicos y medias de compresión para posteriormente operar de forma electiva en caso de ser necesario, en cambio, si los coágulos son muy grandes, dolorosos o hay datos de infección, un tratamiento quirúrgico inmediato alivia y resuelve el cuadro.

Varicorragia

El sangrado de las várices a través de la piel se presenta más comúnmente en pacientes cuyas várices están muy cerca de la piel, estos paquetes varicosos se ven como “bolitas” color uva o violeta que no duelen. Durante el baño con agua caliente, raspones o golpes la piel sobre estas várices se rompe y se produce un sangrado abundante y aparatoso que asusta a los pacientes y familiares; incluso muchos médicos no familiarizados con estos problemas tienen a sobrevalorar el problema.

En caso de presentarse esta complicación, el paciente debe acostarse boca arriba y levantar sus piernas, un familiar puede ayudar a comprimir con un dedo en el sitio de sangrado durante 10 minutos, posteriormente colocar una media de compresión o un vendaje elástico y acudir a su médico especialista.

úlceras (8)

Tú puedes evitar estas complicaciones

Acude con tu angiólogo antes de que alguna de estas complicaciones se presente.

Medias de compresión ¿cuándo y cómo?

ImagenProducto_220Se encuentran en supermercados, farmacias,  tiendas ortopédicas y hasta las anuncian por televisión, pero ¿quiénes deben usar medias de compresión?, ¿cuál media es la adecuada para mi?, ¿quitan las várices?

Existen una infinidad de marcas, tallas, colores, materiales, hasta la rodilla hasta el muslo, e incluso diferentes indicaciones para cada tipo  de media. En este post intentaré aclaras la mayoría de estas dudas.

¿Para qué sirven las medias de compresión? básicamente tienen dos indicaciones: control del edema y control de patología venosa

Control del edema:

Las medias son un dispositivo de compresión externo que favorece la movilización de líquido desde el tobillo hacia la rodilla esto ayuda a prevenir y tratar el edema de cualquier origen como cardíaco, renal, posoperatorio y por insuficiencia venosa.

Insuficiencia venosa:

Las medias de compresión o medias para varices mantienen comprimidas las venas superficiales de la pierna esto ayuda a mejorar su función y el retorno venoso por lo que en pacientes con insuficiencia venosa ayuda a eliminar TODOS los síntomas como dolor, ardor, comezón, pesadez, hinchazón, hormigueo y este efecto se ve incluso en 3 o 4 días posterior a su uso. Además evita que las várices aumenten de tamaño, previene la formación de coágulos en las venas y son auxiliares muy importantes en el tratamiento de úlceras varicosas.

¿Quiénes deben usar medias de compresión graduada?

La respuesta más sencilla es: casi todos. Desde la secretaria o comerciante que pasa todo el día sentado o de pie y que por la tarde tiene los pies cansados, pesados o hinchados hasta la paciente que tuvo una úlcera varicosa o una trombosis venosa profunda y tiene un edema intenso, cambios de coloración o várices.

Es más sencillo comentar que pacientes NO deben usar medias de compresión: Pacientes con insuficiencia arterial moderada o grave y heridas abiertas que no han sido valoradas por el especialista.

¿Qué compresión debo elegir?

Las medias de compresión se pueden encontrar con diferentes grados de presión o compresión, esta presión se mide en milímetros de mercurio o mmHg y generalmente viene graduada esto jobst ultrasheersignifica mayor presión abajo y menor presión arriba, por eso podemos encontrar medias desde 10-14mmHg 15-20mmHg hasta +40mHg, así que lo primero será determinar el tipo de presión que necesito.

Desde las menos “apretadas”  o clase A que comprimen 10-14mmHg. En verdad estas medias no tienen ninguna indicación médica, se pueden encontrar en tiendas departamentales o farmacias como los goicotines. Ningún especialista las recomienda.

La clase I o 15-20mmHg o compresión baja son las más utilizadas en todo el mundo, controlan la mayoría de los síntomas venosos y el edema en la mayoría de los casos, se pueden comprar sin receta en tiendas especializadas, las marcas más disponibles son No-Varix, Relaxsan y Jobst, con costos bastante accesibles y de muy buena calidad, existen medias de gamma alta como Sigvaris o Bauerfiend  cuyo costo puede ser excesivo para la mayoría de las personas pero su calidad es excelente.

Las medias más “apretadas” como clase II (20-30mmHg) se usan en casos de úlceras varicosas, posterior a cirugías o trombosis venosas profundas, linfedema o para la pacientes con insuficiencia venosa grave. Este tipo de medias deben ser indicadas por un especialista, son más difíciles de conseguir y un poco más costosas.

¿Tobi, media o panty?

Una vez determinar la compresión se debe elegir el largo de la media. Definitivamente la mejor opción son las tobimedias, son  más baratas, más fáciles de poner, duran más y tienen el mismo efecto que medias más altas.

Las medias hasta el muslo se utilizan después de cirugías, trombosis venosas o en paciente que gustan de usar vestidos, las pantymedias solo se recomiendan en mujeres embarazadas o con trombosis.

¿Media o Calcetín?

Solo es cuestión de gustos, la compresión es la misma, la principal diferencia radica en el tipo de material. Los calcetines son mas gruesos y resistentes y por lo tanto duran mas.

Lo más importante es acudir a tu médico antes de comprar o recomendar el uso de las medias o calcetines de compresión, el te ayudará a determinar cual es la mejor opción para ti.

En nuestra unidad contamos con un amplio surtido en medias y calcetines de compresión que sin duda cumplirán tus expectativas.

DSC06812

 

 

 

Neuropatía diabética, un enemigo peligroso

Entre las muchas complicaciones que puede presentar un paciente con diabetes, la neuropatía es una de las que se desarrollan de forma temprana y es uno de los principales motivo de consulta entre los médicos involucrados en el tratamiento de diabetes.

Después de los 60 años de edad, la mitad de los pacientes con diabetes presentan algún grado de neuropatía. Muchos pacientes con diabetes, en particular los que llevan un pobre control de la glucosa, desarrollan un tipo de neuropatía dolorosa distal, simétrica (en ambas piernas) que avanza desde los dedos hasta la rodilla.

La causa de esta complicación aún no se conoce del todo y existen muchas teorías, lo único que se sabe con certeza es que el descontrol glucémico es un pase seguro a la neuropatía.

¿Cómo saber si tengo neuropatía diabética?

callo neuropatia

Callos en áreas anormales por neuropatía

Además de la diabetes mal controlada el paciente con neuropatía presenta uno o más de los siguientes síntomas:

  • ardor en la planta del pie.
  • sensación de caminar sobre algodón o canicas.
  • sensación de presión sobre la pierna, como si usara un calcetín muy apretado.
  • dolor en el pie que empeora por las noches.
  • adormecimiento o falta de sensibilidad.
  • presencia de dolor intenso ante estímulos leves como el roce de la ropa.

Todos estos síntomas indican que los nervios de los pies están muy dañados, estos nervios no solo controlan la sensibilidad del pie, también mantienen la fuerza de los músculos que dan la forma al mismo y la sudoración y temperatura de la piel, con el paso del tiempo se presentan otros síntomas que empeoran el problema como:

  • deformidad de los dedos del pie en garra
  • caída del arco del pie
  • deformidad del tobillo
  • piel reseca y agrietada
  • piel roja que se calienta o enfría
  • aparición de callos en dedos o planta del pie
  • engrosamiento de las uñas
charcot

Pie de Charcot por neuropatía diabética

¿Que complicaciones  pueden presentarse si no se trata la neuropatía?

Si no se detecta y trata adecuadamente, la neuropatía avanzará a una complicación llamada pie de Charcot en la que la deformidad es tan grave que ni siquiera es posible usar zapatos normales, generalmente los pacientes con esta complicación desarrollan lesiones o úlceras difíciles de tratar que pueden terminar en una amputación.

¿Qué tratamientos existen?

  1. control estricto de la glucosa. Por lo general estos pacientes requieren insulina.
  2. control del peso. el sobrepeso aumenta la carga sobre el pie y favorece el desarrollo de deformidades.
  3. uso de zapato para diabético.
  4. aseo diario del pie con agua y jabón, secarlo con una toalla limpia
  5. uso de cremas hidratantes para la planta y el talón del pie
  6. cuidados generales de pie del diabético

En caso de presentar síntomas debe acudir con su médico angiólogo quien podrá valorar la gravedad de su caso y determinar la presencia o no de problemas circulatorios. Los tratamientos médicos bien vigilados son muy eficaces para los casos leves y moderados, sin embargo los casos muy avanzados o con deformidades excesivas pueden requerir tratamientos más agresivos e incluso cirugías.

¿Hay tratamientos alternativos para la neuropatía diabética?

La capsaicina (un derivado del chile) en ungüento, tomado o en parche ha demostrado se un buen auxiliar en tratamiento de la neuropatía diabética JUNTO con el tratamiento médico convencional.

Otras terapias como el ozono, células madres, quelación y homeopatía nunca han podido demostrar su eficacia, y en el peor de los casos solo retrasa un tratamiento adecuado que puede prevenir una amputación.

4 tratamiento (1)

Enfermedad Arterial Periférica

¿Que es la Enfermedad Arterial Periférica o EAP?

Es conocida por muchos nombres: mala circulación, aterosclerosis de la pierna o claudicación.

es una enfermedad común pero grave. Ocurre cuando el colesterol y otras células se acumulan en la pared de las arterias que llevan la sangre a tus piernas, esta acumulación, llamada placa estrecha las arterias y reduce o detiene el flujo de sangre. Aunque se produce en la piernas también afecta el corazón, los riñones, el cerebro, brazos e intestino.

Menos sangre hacia las piernas ocasiona que los músculos y la piel sufra lo que produce dolor, dificultad para caminar o gangrena.

Con un tratamiento a tiempo se puede evitar una amputación.

 No solo son tus piernas, !ES TU VIDA!

Si padeces  EAP tus esperanza de vida disminuye dramáticamente. De hecho los pacientes con cáncer de colon o linfoma tienen mayores posibilidades de sobrevivir que aquellos que padecen EAP, incluso si no tienen síntomas. la EAP es una enfermedad grave puede ocasionar infartos al corazón, embolias cerebrales o isquemia intestinal.

3 diagnostico (1)

¿Que causa la enfermedad arterial periférica?

Existen factores de riesgo que aumentan la probabilidad de padecer EAP:

  • Mayores  de 50 años
  • Fumadores o exfumadores
  • Diabetes
  • Presión arterial alta
  • Colesterol alto
  • Antecedentes de infarto al corazón o embolia cerebral

 ¿Cuáles son los síntomas de la EAP?

la mayoría de los pacientes no tienen síntomas en las etapas iniciales. los síntomas más comunes son:

  • Claudicación: cansancio, pesadez, calambres en los músculos de las pierna (pantorrilla, muslo o nalgas) que ocurre durante actividades como caminar o subir escaleras. Esta molestia desaparece durante el reposo.
  • Dolor en las piernas o pies que aparece durante el sueño
  • Lesiones o úlceras en planta de los pies o dedos que tardan en cicatrizar o no cicatrizan
  • Cambios de coloración de la piel de los pies especialmente palidez y pies morados
  • Pies fríos

 ¿Cómo se diagnostica la EAP?

Pain in the Leg

Acudir a tu médico es muy importante, este realizará una historia clínica completa y una exploración física para determinar la presencia o ausencia de pulsos en pierna y pies.

Además realizará un estudio llamado índice tobillo brazo que compara la presión arterial de las 4 extremidades (brazos y piernas), este estudio ayuda a determinar si existen lesiones o placas dentro dentro de las arterias de las piernas. Además en caso necesario el especialista podrá solicitar estudios especiales como ultrasonido doppler, arteriografía o angiotomografía

¿Existe una cura?

millones de personas padecen EAP, muchos enfrentan problemas de salud graves  como dolor incapacitante, imposibilidad para caminar o incluso una amputación. Aunque no existe una “cura”, existen muchas formas de evitar la progresión de la enfermedad.

Cambios en el estilo de vida:

  • Deja de fumar
  • Baja tus números: disminuye kilos, disminuye presión arterial, colesterol y niveles de glucosa en sangre.
  • Come saludable: evita  grasas saturadas o trans y colesterol.
  • Muévete: 30 minutos de actividad física leve-moderada

Medicamentos: además de los cambios en el estilo de vida, tu médico podrá prescribir uno o más medicamentos

Cirugías: en casos avanzados o graves, la cirugía puede prevenir una una amputación. El bypass o la angioplastia no curan la EAP pero mejoran la circulación de las piernas, disminuyen los síntomas y evitan la amputación.

!ÚNETE A LA CAMPAÑA DE DETECCIÓN DE EAP¡ Da click aquí para saber como

Image_Below-Knee-Amputation-2_Ahmad_YPC

 

 

Detección Insuficiencia Arterial

CAMPAÑA PARA LA DETECCIÓN DE ENFERMEDAD ARTERIAL PERIFÉRICA

La campaña para la detección de la enfermedad arterial periférica es un esfuerzo conjunto entre Clínica de Especialidades Médicas MURANO, laboratorios MERK y PROBIOMED, para ofrecer a los pacientes con factores de riesgo un estudio de detección temprana de enfermedad arterial periférica,para pacientes con una o más de los siguientes factores de riesgo:

  • Mayores de 50 años.
  • Fumadores o exfumadores.
  • Diabetes.
  • Hipertensión.
  • Colesterol alto.

El estudio incluye:

Medición de niveles de glucosa en sangre.

Medición de niveles de colesterol y triglicéridos.

Medición del Índice Vascular Cardio-tobillo:Mide la dureza de las arterias desde el corazón hasta el pie.

Medición del índice tobillo-brazo: diagnóstico de enfermedad arterial periférica, estudio no doloroso ni invasivo que mide las presiones de las arterias de brazos y piernas.

Fecha:  23 de abril de 2015.

Lugar: Clínica de Especialidades Médicas MURANO, Av Murano 248 consultorio 114.

Puedes hacer tu cita al teléfono  (462) 624-49-32

Costo: 200 pesos

CUPO LIMITADO

Campana EAP

Tratamiento de várices, mitos y realidades

Las várices son una manifestación de la insuficiencia venosa. Que abarca desde las arañitas, piernas hinchadas, várices manchas en las piernas hasta las úlceras varicosas.

Las venas superficiales corren por encima del músculo y debajo de la piel y su principal manifestación son las várices, por lo que no existen las várices internas, aunque muchos pacientes tienen este diagnóstico imaginario.

¿Qué se debe hacer antes de iniciar un tratamiento para las várices?

Lo primero y más importante es acudir con el especialista, su angiólogo platicará sobre sus antecedentes y enfermedades como diabetes e hipertensión, realizará una exploración completa y en muchos casos un ultrasonido complementario para determinar el tipo y gravedad de su enfermedad.

¿Si solo tengo arañitas debo acudir con un especialista?

kEl grado más leve de la insuficiencia venosa son las arañitas y venas azules, es un padecimiento generalmente estético que no causa muchas molestias además de su apariencia. Por lo tanto es muy importante que acuda con un especialista que podrá ofrecerle un manejo individualizado que incluye generalmente escleroterapia que es la inyección de medicamentos directamente dentro de la vena o láser transcutáneo que en pocas sesiones podrán resolver el problema. Existen clínicas de belleza o spas que ofrecen tratamientos novedosos para las arañitas que en la mayoría de los casos son realizados por técnicos, cosmetólogos o médicos que no están familiarizados con la enfermedad lo que aumenta la posibilidad de presentar alguna complicación o de no obtener los resultados esperados.

 

¿Existe forma de eliminar las várices?

Claro que sí, las várices, que son las venas de más de medio centímetro, tortuosas y dilatadas que todos hemos visto, requieren tratamiento en casi todos los casos, nuevamente, el médico  deberá realizar un ultrasonido para determinar la causa principal de la aparición de várices.

¿Qué tratamientos existen para las várices?

Tanto para las várices como para manifestaciones más graves como las manchas o las úlceras existen 2 tipos de tratamientos:

El tratamiento conservador o quirúrgico

El tratamiento conservador más importante son las medias de compresión generalmente se indican para disminuir los síntomas como dolor, ardor, comezón, pesadez, hormigueo, disminuye la velocidad con la que avanza la enfermedad y es indispensable para el tratamiento a largo plazo de las úlceras varicosas.

La media de compresión debe ser indicada por un profesional médico a la medida del paciente y la compresión adecuada.

Además de las medias de compresión su médico puede indicarle un medicamento, los flebotónicos  como se llama a los medicamentos para los síntomas de la insuficiencia venosa son muchos y muy variados, su utilidad está muy limitada al control de los síntomas, ni estos ni las medias desaparecen las várices, solo sirven para controlar la enfermedad.

¿Cuál es el tratamiento definitivo para las várices?

Hablando sobre las opciones definitivas existen básicamente 2 la escleroterapia y la cirugía

La escleroterapia consiste en la inyección de un medicamento especial dentro de las várices con el objetivo de “quemarlas” y desaparecerlas, en las manos correctas es un procedimiento seguro y muy muy efectivo, generalmente se usa para pacientes con várices pequeñas, bien limitadas  y de forma estética. Para realizar escleroterapia por várices es indispensable contar con un ultrasonido.

En casos de várices extensas, cambios de coloración en la piel o úlceras generalmente se requiere de procedimientos más extensos como las cirugías. La más conocida por los médicos y pacientes la safenectomía, este procedimiento se realiza con bloqueo o raquia, consiste en “arrancar” la vena principal o safena desde el tobillo hasta la ingle, es un procedimiento, doloroso, incómodo, con muchos hematomas o moretones que incapacita al paciente por varias semanas, casi no se usa.

El procedimiento más usado es la safenoablación por láser o radiofrecuencia, este procedimiento se realiza  en quirófano con anestesia local, mediante una incisión de 2mm, que ni siquiera se sutura, el paciente entra de forma ambulatoria generalmente a la hora de la comida ya se encuentra en casa con posibilidad de reiniciar sus actividades al siguiente día con un mínimo de incomodidad.

En nuestra unidad se realiza este procedimiento desde hace 3 años con gran éxito, todos nuestros pacientes son sometidos a una exploración física completa y ultrasonido antes de plantear tratamiento de cualquier tipo.

 

Pie del diabético, cuidados en casa

El pie del diabético es una de las complicaciones más devastadoras que puede sufrir el paciente con diabetes mellitus, se calcula que 1 de cada 4 pacientes con diabetes desarrollará una úlcera durante su vida, esto aumenta el riesgo de infecciones graves, que finalmente puede desencadenar en una amputación e incluso en la muerte.

¿Por que se desarrolla el pie del diabético?

La principal causa es la neuropatía diabética, después de 10 años, prácticamente todos  los pacientes con diabetes tienen algún grado de neuropatía. Esta neuropatía no solo afecta la sensibilidad provocando hormigueo, ardor o dolor sino que impide que el paciente perciba adecuadamente el dolor pudiéndose provocar lesiones de forma inadvertida. También se afectan los nervios que mantienen la fuerza en el pie y los que controlan la sudoración y temperatura lo que provoca que el pie se deforme con el paso del tiempo.

La fase mas avanzada de esta deformidad se llama pie de Charcot, en esta patología los arcos del pie se pierden, los dedos se deforman en garra, las uñas se endurecen y se forman callosidades anormales.

¿Quien tiene riesgo de presentar una úlcera?

Además de la diabetes, si presentas uno o más de los siguientes signos tienes un riesgo muy alto de desarrollar diabetes:

  1. Diabetes descontrolada.
  2. Sobrepeso u obesidad.
  3. Insuficiencia renal.
  4. Retinopatía diabética o disminución de la agudeza visual.
  5. Tabaquismo

¿Que puedo hacer para prevenirlo?

FootEl cuidado del pie es una tarea de todos los días y es responsabilidad por completo del paciente y de su familia. Los cuidados básicos para rpevenir una lesión son:

  1. lavar los pies todos los días con agua y jabón neutro.
  2. secar con una toalla limpia, especialmente entre los dedos.
  3. limar las uñas después del baño en forma cuadrada.
  4. aplicar crema hidratante en la planta y dorso del pie.
  5. revisar todo el pie especialmente la planta en busca de áreas rojas, blancas o lesiones, puede auxiliarse de un espejo.
  6. usar siempre calcetín de algodón sin elástico.
  7. usar calzado adecuado para diabético que cubra los dedos
  8. no utilizar huarache o chancla ni caminar descalzo,incluso en casa.
  9. en caso de notar algo anormal acudir inmediatamente al médico.
  10. no se automedique

El paciente en riesgo tiene que acudir a valoración con su angiólogo por lo menos una vez al año quien realizará una revisión completa, además de acudir con el podólogo a revisión de uñas cada 3 meses como máximo.

En nuestra unidad contamos con todos los servicios para la prevención y tratamiento del pie del diabético como Angiólogo, Internista, Oftalmólogo, Urólogo, servicio de laboratorio, rayos X y quirófano.

pie diabetico (3)